La visibilidad o la búsqueda de la notoriedad

El arte de atraer es la tenue frontera entre mostrarse o desnudarse; el punto óptimo de la visibilidad parece un objetivo imposible. El dilema flota en el aire, exponer nuestro conocimiento ante los demás o permanecer en un seguro anonimato?
La visibilidad no es más que el ejercicio del posicionamiento en la vida real. Salvo los gigantes, no estamos solos en el mundo y nuestro día a día está infestado de competidores, profesionales o empresas que hacen lo mismo que nosotros o logran resultados muy parecidos a los nuestros. Necesitamos notoriedad.
Es cierto, la exposición es un arma de doble filo porque puede dejar al descubierto nuestras flaquezas. Es decir, una mala imagen es un torpedo en nuestra reputación profesional. Sin embargo, el riesgo a una mala exposición es menor al de la invisibilidad. El desconocimiento de la marca es el preámbulo de la desaparición.

1209813_69030987
Las redes sociales son a menudo el escaparate más inmediato por su inmediatez y facilidad. Sin embargo, las relaciones personales presenciales, cara a cara, siguen siendo más efectivas. Por mucha era 2.0 la cercanía se mantiene al alza. La conveniencia de combinar las estrategias Online y Offline sigue siendo una garantía de éxito en las promoción.
Las conferencias sectoriales, donde se citan los especialistas de referencia, son el momento propicio para cultivar el branding personal o empresarial. Dejarse ver como asistente asiduo tiene su recompensa, aunque el protagonismo sólo se alcanza desde el atril. Ahí, a la vista de todos, el ponente tiene una gran prueba de visibilidad, tiene que exhibir conocimiento, pero no debe desnudar su know how para evitar que la competencia le debe comer terreno.
Y ya el golpe maestro de la visibilidad es invertir una crisis de reputación en un caso de éxito. Julen Iturbe-Ormaetxe, consultor de estrategia y profesor de la Universidad de Mondragón, aprovechó su tribuna Online para contrarrestar la controversia generada en un curso. En lugar de tapar el problema, lo sacó al descubierto con luz y taquígrafos con el post Hundidos por un desastre, asumiendo el error y prometiendo correcciones. ¿Existe mayor compromiso por la excelencia?

Anuncios

Chute de visibilidad: la prestigiosa escritora y el restaurante en crisis

Estaba Alberto Chicote (@albertochicote) en plena faena en su campaña de reflotamiento de restaurantes a la deriva cuando surgió un golpe de fortuna. En mitad de la grabación del programa televisivo Pesadilla en la cocina se presentaba Lucía Etxebarria, escritora de prestigio y consumada comunicadora 2.0.
Sigue leyendo